sábado, mayo 21, 2005

SOLEDAD

Soledad que acompañas mi vida,
en tiempos y distancias recorridas...


Soledad mi pequeña y frágil amiga
aun teniendo tu eterna compañia
anhelo te alejes de mi vida...

Calla de una vez esa letania
que daña mi ansias contenidas,
deja de decir que solo tu me acompañas,
que de amar no se nada...

A que caso precipitar la caida,
Calla descarada amiga
deja que el silencio alivie mi sangrante herida.



Soledad

4 comentarios:

OdinGhost dijo...

Te queda bien el pelo rubio!!! no, un chistecito!!!
Esa eterna compañía,
"no me hubieras dejado esa noche,
porque esa misma noche encontré un amor.
me besó el instante mismo en que me dijiste adiós,
y no fue una gran tristeza,
fue como ir de menor a mayor!
Ay soledad, siempre he pertenecido a ti!"
Este es un tema de Café Tacuba que me gusta muchísisississisiiiisimo!

No se si por acostumbramiento o que pero en la soledad uno encuentra, muchas veces, una compañera que fortalece, Suena raro ¿no? Besos Shadow

David Morán dijo...

Reproduzco un comentario que puse en el Blog de OdínGhost. Creo que te ando buscando y no deseo aceptarlo:

UUYYY, al fin alguien que no le teme a la soledad, ya no me siento tan solo como creía. No me acuerdo qué escritor decía que sólo cuando estamos solos nos encontramos con nosotros mismo... bueno, creo que era algo así, lo dejé muy enredado, disculpen ¡Pero la idea es esa!. Muchos de los grandes genios de nuestra historia sabían aprovechar estos espacios de soledad para meditar y dar rienda suelta a su imaginación.

José ingenieros, filósofo argentino, decía que no hay mayor amenaza para los mediocres que una cabeza que piense por sí sola; esta cabecita debe estar aislada para generar sus propios pensamientos, digo yo. Por eso le crean el mito de que estar solo es algo “malo”, negativo, enfermizo o anormal. Le enseñan a las personas a temerle, a no pensar.

Pero la soledad es una arma de doble filo, si no sabes esgrimirla bien te puede dejar más jodido de lo que ya se está. La soledad profunda es casi la muerte.

Apreciémosla, aprovechémosla, pero asegurémonos de tener bien sujetas las riendas.

Saludos a los dos.

ShAdOw dijo...

Gracias David por tu comentario dejado en mi blog...

Hay cosas que por inexplicable circunstancia no les temo... llamese soledad, llamese muerte, es algo que veo muy natural en el proceso de la vida, y que he aprendido a valorar, a veces... suele darte certeros dardos cuando de amar se trata, otras veces te consuela como buena amiga y te ayuda a ver las cosas con claridad, pero nada mas allá que como bien dices aprender a apreciarla, aprovecharla y sujetarla bien

Un fuerte abrazo para ti tambien ;o)

David Morán dijo...

Respondiendo a tu pregunta de qué significa “Reproduzco un comentario que puse en el Blog de OdínGhost. Creo que te ando buscando y no deseo aceptarlo”.

Es una simple introducción, puse ese comentario en la página de Odín primero, pero me dije: “No estoy muy seguro que lo lea ahí, mejor será que visite su Bitácora y deje este mismo mensaje en algún post que seguramente está relacionado con la soledad”. Así fue, me encontré con este bonito y sencillo poema. Tuve el deseo de buscarte, es decir, de buscar tu blog, pero no quería entenderlo así, tus palabras me parecieron muy simpáticas y me dio pena admitirlo, son tonterías mías nada más. Divago mucho con esto de las letras. Disculpa si eso te molestó.
Pásate por neurocosmo cuando quieras, sin compromiso. No soy un buen escritor pero con ese blog practico algo. Además te invito a que visites algunos de mis enlaces, para el caso El poeta Mirón, Quetelapiqueunpollo (no juzguemos el título por su contenido), El cuarto oscuro (fotoblog) nociones de vida, Diario de un vagabundo, para dar ejemplos. Un fuerte saludo.